¿Cuándo se inventó el primer sofá?

23.11.2018

  La mayoría de veces no somos conscientes de la historia que hay detrás de cada aparato, mueble, electrodoméstico o cualquier minucia que todos tenemos en casa; pero, si por un momento nos fijásemos en nuestro microondas, por poner un ejemplo, ¿sabríamos decir cuántos años hace de su existencia? En realidad no hace tanto tiempo desde que el ingeniero Percy Spencer crease este objeto en el año 1946.

  Y bien, ahora vamos a preguntarnos cuándo se inventó algo tan característico en una vivienda como el sofá. Porque ¿quién no ha tenido una infancia en la que toda la familia se reunía en el comedor o sala de estar para ver un programa de televisión? En mi caso, nos encantaba ver "Lluvia de estrellas" con Bertín Osborne, el "un, dos, tres", o el divertido "Grand Prix". Y qué bonitos recuerdos esos en los que nos sentíamos toda la familia unida solo gracias a un par de sofás y una TV. Seguro que también vosotros estáis haciendo memoria retrospectiva... pues sigamos haciéndola, pero esta vez, viajamos unos cuantos siglos en el tiempo.

  En efecto, si queremos conocer cuántos años lleva en nuestras vidas este mueble tenemos que retroceder hasta la Edad Antigua, con los egipcios, árabes y romanos. Así es; ya en la sociedad romana el sofá se encontraba en el comedor, se colocaban tres sofás alrededor de una mesa (esto no ha cambiado nada) y mientras los hombres descansaban cuando comían, las mujeres se sentaban en una silla. Es cierto, que solo unos pocos tenían acceso a este lujo ya que se consideraba un objeto elitista. No fue hasta la época de la industrialización cuándo el sofá se convirtió en un artículo necesario en las viviendas de clase media y baja.

                                                                      Sofá del Siglo XIX 

  A día de hoy podemos decir que todos tenemos uno o varios en casa, siendo algo imprescindible y  lo mejor para echarse una buena siesta...

Que bonitas fechas se avecinan ¿verdad? Si, la época en la que las comidas con la familia, cenas de empresa, risas con los amigos, turrones y mantecados por aquí, un vinito por allá... lo que nos espera esta Navidad 2018 es muy emocionante.